Skip to main content

Guía para contratar un seguro de salud

By 3 febrero, 2022Sin categoría

A todos nos gusta pensar que siempre estaremos bien y que no nos ocurrirá nada, sin embargo, la realidad es que en cualquier momento podemos sufrir algún tipo de daño. Para minimizar los efectos negativos de eventos desagradables, podemos contratar un seguro de salud. ¿Qué es y cómo podemos adquirirlo? A continuación daremos respuesta a esta pregunta. Pero antes veamos por qué es necesario contratarlo.

Por qué debes contratar un seguro de salud

Evidentemente, contar con un seguro garantiza la protección de nuestro patrimonio ante cualquier eventualidad. Sin embargo, en España existe la Seguridad Social, que fue concebida para proporcionar atención médica a las personas que tienen derecho a recibirla. Habitualmente, este derecho es para todas las personas que cotizan en la seguridad social, ya sea porque trabajan en una empresa o porque se han dado de alta siendo autónomos. En este contexto, surge la pregunta: ¿por qué contratar un seguro de salud si estoy cotizando en la seguridad social?

En realidad, no es una obligación contratar un seguro adicional. De hecho, tiene sus ventajas utilizar los beneficios que ofrece la seguridad social, especialmente cuando se trata de tramitar indemnizaciones. Sin embargo, en otros casos suele ser mejor utilizar los servicios de una aseguradora, especialmente considerando la carga de trabajo que tiene el sistema social en España. Por ejemplo, es habitual que exista una lista de espera para recibir ciertas consultas o tratamientos médicos especializados. Esto también aplica en el caso de necesitar algún tipo de estudio. En estas circunstancias, quizás sea más útil tener un seguro de salud adicional.

Cómo contratar un seguro de salud

En realidad, es sencillo contratar un seguro de salud, pero existen algunos aspectos que hay que tomar en cuenta. En primer lugar, cabe destacar que algunos seguros cuentan con una cláusula denominada periodo de carencia. Básicamente esto le impide a quién contrate un seguro acceder a toda la protección de la póliza desde el primer día. La razón principal por la que se establece está medida es evitar que quién contrata el seguro quiera utilizarlo únicamente para solventar algún gasto previsto y, ya que ha pasado la emergencia, cancelar el seguro. Habitualmente esta práctica la realizan quienes tienen una enfermedad y quieren minimizar los gastos implicados. Es importante que te asesores con antelación sobre el período de carencia aplicable al seguro que deseas contratar.

Cabe destacar, por otro lado, que las aseguradoras establecen edades límite para acceder a los seguros de salud. Habitualmente este oscila entre el rango de los 65 años. Por supuesto, si se trata de alguien que está cotizando en la seguridad social no tendría de que preocuparse, pues finalmente tiene un respaldo para el cuidado de su salud. Sin embargo, quienes no alcanzan dicha edad harían bien en plantearse la posibilidad de contratar un seguro de este tipo.

Existen otros factores adicionales que hay que tomar en consideración antes de contratar un seguro de salud. Lo ideal es analizar detenidamente la oferta de cada aseguradora para elegir la más indicada.