Skip to main content

¿Que es un seguro con franquicia?

Las aseguradoras ofrecen hoy día diferentes productos para proteger nuestros bienes y nuestra persona. Por supuesto, dichos productos están diseñados para ofrecerles ganancias económicas, pero al mismo tiempo proporcionan seguridad económica a sus clientes. Con la finalidad de hacerlos más atrayentes, actualmente existen modalidades más accesibles. Un ejemplo de esto lo encontramos en el seguro con franquicia. ¿Sabes qué es y cuáles son sus beneficios y desventajas?

Qué es un seguro con franquicia.

El seguro con franquicia es un producto ofrecido para asegurar vehículos. Ahora bien, para entender qué es, primero debemos repasar cómo funcionan los seguros convencionales. Aunque existen diferentes factores que contribuyen a modificar su funcionamiento, básicamente se ofrecen protección en los aspectos para los que han sido contratados. Por lo tanto, un seguro puede tener cobertura limitada o ilimitada, esto en base a los servicios contratados. Y, como consecuencia, mientras mayor cobertura, la cantidad que deberá pagar el asegurado será considerablemente más alta. Además, si en el seguro se incluye cobertura de responsabilidad civil el coste será mayor. 

Con la finalidad de hacer más accesible la contratación de seguros con una cobertura más amplia, surgió la modalidad del seguro con franquicia. En este caso, la diferencia entre este tipo de productos y los seguros convencionales estriba en la forma en que se cubre el coste de los daños ocasionados al vehículo. Mientras que en los seguros convencionales la aseguradora cubre todos los gastos, en el seguro con franquicia el propietario será responsable de cubrir una cantidad acordada de antemano de los gastos originados.

Por lo tanto, en vista de que la aseguradora no será responsable de todos los gastos, la contratación de este tipo de productos es considerablemente más económica. Esto representa un beneficio y al mismo tiempo una desventaja para el asegurado. Por un lado, pagará menos por el seguro, pero deberá desembolsar económicamente cuando haya un siniestro.

Cómo funcionan este tipo de seguros.

Pensemos por un momento que has contratado un seguro con franquicia y que acordaste con la aseguradora pagar 200 € de los gastos ocasionados por evento. Como mencionamos anteriormente, esto representa una reducción significativa en los pagos habituales que deberás hacer por la contratación del seguro. Sin embargo, en el momento del siniestro o el desperfecto es en donde entra la relevancia de este mecanismo.

Pensemos que ocurre un incidente que genera gastos por 500 €. Entonces, en vista que has acordado previamente que pagarás 200 € por incidente, la aseguradora únicamente cubrirá 300 € del coste total. Así que la recomendación para la contratación de estos productos es que te asegures tener disponible la cantidad que te corresponde para utilizarla inmediatamente en caso de ser necesario.

Por otro lado, pensemos que los gastos ocasionados alcanzan los 180 €. Entonces, debido a que acordaste pagar 200 € por incidente, en este último caso deberás hacerte cargo de todo el gasto, puesto que la aseguradora no lo cubrirá. Esta es, en realidad, la mayor desventaja de este tipo de productos.